Consejos

Viajar y otras 50 cosas que me vuelven loca

8 octubre, 2015
tresmeses

Hoy hace tres meses que emprendí la aventura nomadista y un sueño que llevaba demasiado tiempo rondando mi mente. Y, desde la tranquilidad que da el haber superado -con nota, creo- la temida crisis de los 90 días puedo asegurar que estoy feliz. Feliz de estar aquí, descubriendo Malasia y con dos meses más por delante para seguir disfrutando de una de las cosas que más me gustan y me alegran los días: viajar.

El sábado comienzan dos semanas intensas y apasionantes en Borneo y, luego, Indonesia. Daniela y Evi se sumarán a la aventura unas semanas. Después, Bali como cuartel general, Perth… no lo tengo nada claro. ¡Y me encanta! ¡Viva la improvisación en los viajes y en la vida!

Si una cosa te enseña esto de viajar taaanto tiempo es a ser flexible. También contigo misma. Que tienes un mal día, pues vale. Lo tienes, no te machacas demasiado y piensas que mañana o esa misma tarde ya no lo tendrás. Y nunca te equivocas. He tenido unos cuantos por aquí. Al principio, sobretodo. Demasiados interrogantes abiertos con los que no sabía lidiar. Ahora, esos interrogantes siguen estando ahí, pero ninguno que no dependa de mí al 100%.

La perspectiva, que dicen. Y salir de la zona de confort, que te hace ver las cosas de otra manera. Llegué a dudar de si iba a ser capaz de aguantar tanto tiempo lejos de Barcelona y mira, aquí estoy, lamentando que la Navidad sea en diciembre y no en abril. Echo de menos, por supuesto, a las personas y a esas pequeñas cosas del día a día que aquí son más difíciles de obtener. Y ya me gusta. Ese echar de menos combinado con la distancia permite darte cuenta de lo que más te gusta, de lo que quieres que siga formando parte de tu vida a la vuelta y de lo que podrías prescindir.

Y, una vez tienes claras esas cosas, también descubres la importancia de dedicarle tiempo. De hacer lo que te hace feliz. Así que aquí van esas 50 cosas que más me gustan. Seguro que muchas son compartidas.

 

50 cosas que me vuelven loca

1. Viajar. Sola, pero también acompañada. Con un plan o improvisando, pero viajar. Ver mundo

2. Escribir

3. La emoción de un billete solo de ida

4. Mi familia, por supuesto. Mi hermano, mis padres. Cada vez tengo más claro lo afortunada que soy por tener una familia como la que tengo

5. Perder el tiempo en Pinterest pineando cosas bonitas

IMG_6231

6. Compartir gustos y sentido del humor absurdo con mi hermano

7. Gintonics y carrot cake para merendar

8. La comida de mi madre. ¡En breve soñaré con ella, sobretodo si no deja de enviarme fotos en un intento por hacerme volver antes!

9. Los campos de arroz, de ahí mi pasión por Asia

10. Love of Lesbian

11. Los conciertos de Love of Lesbian y en general. Cantar a viva voz, saltar y emocionarse es una de las mejores terapias que existen

12. Las playas de agua cristalina y arena blanca

IMG_2506

13. Nadar y notar como fluye el cuerpo en el agua

14. Las cenas de risas y vino con amigos

15. Reír

16. La comida japonesa

17. Hablar y filosofar contigo. Casi siempre compartiendo una bandeja de sushi

18. Los besos sinceros y los abrazos intensos

19. Los domingos de periódicos y suplementos

20. Un buen libro

21. Escuchar música. A todas horas.

22. Las revistas molonas y bonitas

revista

23. Soñar despierta

24. La Champions League, sobretodo si la gana el FC Barcelona

25. La intensidad del balonmano

26. Valentino Rossi y Ryan Gosling

27. Barcelona, por supuesto. La mejor ciudad del mundo.

28. Las barbas

29. El bar Vinilo por todas las grandes conversaciones que he tenido allí. Y los frutos secos que sirven, aunque después siempre me duela la tripa.

30. Hacer amigos por todo el mundo

31. Bailar cuando nadie me ve

32. Improvisar. Cada vez más.

33. El cine en versión original

34. Un buen café…o dos

IMG_0242

35. La fruta del dragón

36. Esas siestas de verano que tan bien sientan. O de otoño, invierno o primavera.

37. Descubrir y seguir aprendiendo

38. El barrio de Gràcia en Barcelona

39. Australia

40. Las listas de cosas pendientes. Además de gustarme, soy experta

41. El periodismo

42. Los masajes

43. Los mensajes inesperados

44. Las miradas que se cruzan

45. Los finales. Felices, sobretodo, pero también tristes. Si hay final es porque hubo un principio y eso es lo que cuenta. Vivir, sentir y experimentar sin importar cual sea el final.

46. El verano

47. Mis amigos

IMG_1565

48. La gente valiente y las decisiones arriesgadas

49. Las libretas. Tengo tendencia a comprarlas de manera compulsiva

50. El azul índigo

Definitivamente, estas son mis cosas favoritas. No están ordenadas por importancia, que nadie se me enfade. Es evidente que mi gente -familia y amigos- están por encima de todo. Solo es una manera de enumerarlas.

Creo que todas ellas, en mayor o menor medida, definen lo que soy. ¿Qué os parecen? Y, más importante. ¿Cuáles son las vuestras? No hacen falta 50, pero si las que os gustan más. ¿Os animáis?

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Veronica 8 octubre, 2015 at 16:33

    Yo creo que falta poco para que aborrezcas la fruta del dragón. Pero las cosas que aborreces, siempre te pueden volver a gustar. Así es la vida!!!

    • Reply Laura R. 8 octubre, 2015 at 17:13

      Eh, que esta noche he vuelto a comer fruta del dragón después de semanas… ¡No sé cómo he sobrevivido tantos días sin ella!

  • Reply El futuro marido de PJ Harvey aunque ella no lo sepa aún... 18 octubre, 2015 at 0:24

    Buff! Ahora el reloj y el sueño aprietan, y no tengo tiempo para poner 50; pero así a bote pronto, imprescindibles, la música, escribir, bailar, mis padres, jugar a fútbol, reír a todas horas, el sexo, las complicidades, la locura, y las conversaciones cómplices alocadas escuchando buena música mientras bailamos riendo y como preludio a todo lo demás…

  • Leave a Reply