Consejos

El fútbol reina en Myanmar

9 septiembre, 2015
DSC_2528

Me ha costado semanas, pero por fin me he puesto a revisar y ordenar las centenares de fotos que he ido haciendo en estos dos meses por Myanmar, Tailandia y Malasia. Algunas casi ni recordaba haberlas hecho y, para evitar que eso vuelva a pasar, me he prometido ser más ordenada con ellas. Aunque, entre nosotros, más que nada porque ya no me queda espacio en las tarjetas y necesito guardarlas sí o sí antes de liberar espacio.

La excusa, sin embargo, me ha permitido redescubrir la expresividad de la gente de Myanmar y el verde de sus paisajes. También darme cuenta de lo fotogénica que es Tailandia y del azul turquesa casi verde del mar. Hacer buenas fotos aquí es fácil, así que me he propuesto empezar a colgar post fotográficos para que vosotros también las podáis disfrutar y, aunque sea desde la distancia (de momento), os trasladéis a rincones realmente increíbles. La primera, no obstante, poco tiene que ver con todo lo que os acabo de contar ya que el fútbol es su protagonista.

¿Fútbol? Sí, fútbol. Una no puede renunciar a lo que ha sido durante tantos años y el fútbol, y el deporte en general, siguen llamando mi atención. Pero no el profesional -leo que hay nuevo lío o polémica con Gerard Piqué y la afición de ‘La Roja’ y no me puede dar más pereza-, sino el que permite a la gente comunicarse, divertirse y crecer. El humilde que une y forma y que, como en Myanmar, permite a pequeños y grandes evadirse y reír a carcajadas.

Allí, en Birmania, el fútbol es el deporte rey a diferencia de en Tailandia o Malasia que cuentan con otros deportes que también arrastran a las masas. Barça, Madrid, Chelsea y Manchester United son los equipos favoritos de los birmanos, aunque a nivel de países es la Premier League -qué bien lo ha sabido hacer- la que predomina. Sus partidos son fáciles de ver en los restaurantes. Todos, hasta el más precario, cuentan con parabólicas para ello. Les sale a cuenta. Recuerdo cómo se llenaron cuando Barça, ManU y Chelsea coincidieron en Estados Unidos durante la pretemporada.

No hay pueblo, por pequeño que sea, que no cuente con varios campos de fútbol. Algunos de tierra, pero la mayoría de hierba. Las intensas lluvias juegan a favor de quienes disfrutan con un balón en los pies. Los monjes, por ejemplo. Son tan habituales los partidos que juegan entre ellos como las réplicas de camisetas que los birmanos suelen vestir. Viven el fútbol de una manera intensa y sueñan con verse representados algún día por su selección en una gran competición internacional. Les llevará tiempo, justo ahora empiezan a dar sus primeros pasos tras años de bloqueo por parte de la FIFA. Mientras, ellos siguen disfrutando de la sencillez de un deporte para el que apenas necesitan cuatro trozos de plástico o cualquier tipo de material con los que poder fabricar un balón.

DSC_2530

 

DSC_2531

 

DSC_2536

Estos niños disfrutaban de un partido a tres junto al templo budista de Amarapura. Debajo, miembros del Senior Football Cub de Malwaymine disfrutando del entreno diario en plena calle principal de la ciudad.

DSC_2780

DSC_2781

DSC_2785

Y, por último, el balón con el que pasar las tardes… si la lluvia lo permite:

DSC_2787

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply El futuro marido de PJ Harvey aunque ella no lo sepa aún... 17 septiembre, 2015 at 1:56

    Las fotos tienen aroma ‘Panenka’… 😉

    • Reply Laura R. 17 septiembre, 2015 at 3:21

      Igual habría que preguntarles…

    Leave a Reply