Run the world

Mantenerse en forma es fácil… o no

8 agosto, 2015
IMG_2511

Ha costado, pero por fin estreno ‘Run the world’ con un post que prometo que os va a divertir si seguís leyendo hasta el final. Las risas están garantizadas en una categoría pensada para explicar cómo mantenerse en forma cuando una viaja. ¡Y lo difícil que resulta hacerlo!

No soy ejemplo de nada, eso para empezar. Así que todos los consejos que pueda daros desde aquí son de una persona a la que le gusta hacer deporte, pero en constante pelea con la pereza. Sí, ese enemigo que hace que se nos olvide lo importante que es estar mínimamente en forma. No por la operación bikini – que ya deberíamos dejarla para 2016- sino por lo bien que se encuentra una física y mentalmente cuando introduce el ejercicio en su rutina diaria. Precisamente fue ese bienestar el que me hizo pensar en la posibilidad de seguir entrenando durante estos meses de viaje y compartir experiencia porque aunque pueda no parecerlo, viajar también cansa.

La realidad, sin embargo, dista un poco de aquel plan trazado en pleno apogeo físico. El último mes y medio en Barcelona fue algo ‘perezoso’ y una vez en ruta he necesitado cuatro semanas para ponerme en marcha. Es cierto que en estos viajes una está en constante movimiento con la mochila y que, en cierto modo, se ejercita ya sea con largas caminatas, excursiones o paseos en bicicleta. Pero no es lo mismo. La llegada de mi hermano me ha obligado a sacudirme las excusas de encima y usar parte de la ropa de deporte con la que llevo cargando a cuestas. Es lo que tiene que tu hermano sea también tu entrenador personal. Siendo la mayor, una se siente hasta mal si a él también le pone excusas.

Y no las hubo. Tocó entrenamiento en la playa superando todo tipo de vergüenza porque era evidente que, pese a ser temporada baja, no íbamos a estar solos. Fue una sesión corta, pero intensa tras un mes dando vueltas por Myanmar. A veces tan solo hace falta un cuarto de hora y un escenario de ensueño para empezar.

Mi primer consejo es, en ese sentido, que busquéis un lugar mágico y especial para sacudiros la pereza de encima. El mío la larga playa de Railay. Al atardecer, con la marea baja, y sin tanta humedad. ¿A quién no le apetece correr a trote suave por un paraje así? Se disfruta todavía más. O, imagino, un camino entre arrozales verdes y cantos de pájaros. Puede ser una excusa perfecta para grabar vídeos diferentes y enseñarlos a la gente.

(Nota mental: Grabar este tipo de vídeos mientras entreno)

Una vez encontrado el lugar perfecto solo queda ponerse manos a la obra. Aquí va la primera sesión made in ‘Ramos que nos vamos’. O, lo que es lo mismo, una sesión ideada por mi hermano Javier Ramos y ejecutada por La Nomadista de una manera que vosotros mismos podréis juzgar a continuación.

20 minutos de HIT (entreno de alta intensidad) en Railay

Un entrenamiento HIT, para los no entendidos, consiste en realizar una serie de ejercicios a máxima intensidad posible con un breve descanso entre ellos para evitar la recuperación completa. El nuestro consistió en tres series de los siguientes ejercicios non-stop:

  • 10 flexiones
  • 10 desplazamientos laterales
  • 15 sentadillas

Estos tres ejercicios se realizan seguidos sin parar. Entre repetición se descansa 1 minuto… aunque se puede acortar o alargar algo en función del estado de forma de cada uno. Como podréis comprobar a continuación – sí, el momento estelar del post ha llegado- estos tres ejercicios, que pueden parecer poca cosa, pueden llegar a agotar tras un mes de viaje. En mi defensa diré que sucedió en la última de las tres series.

IMG_2490

¡Nadie dijo que los inicios fuesen fáciles! Si caemos, nos levantamos y lo volvemos a intentar como si nada hubiera pasado. Todos somos humanos. De ahí que haya optado por no editar el vídeo. Así queda patente lo que os decía al principio de todo, que no soy ejemplo de nada. Si yo puedo ponerme en forma, vosotros también.

Después de las tres series tocó un poco de running por la playa de Railay para acabar en el agua. No fue posible nadar debido a la marea baja de esos momentos, pero el chapuzón sirvió para refrescarse.

¡Fuera pereza!

 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply El futuro marido de PJ Harvey aunque ella no lo sepa aún... 24 agosto, 2015 at 2:42

    Si s’ha tirao, no…? ;D

    • Reply Laura R. 24 agosto, 2015 at 16:19

      Ha sido el cuatro, ¡penalti y expulsión!

    Leave a Reply